Cuentas ABLE

Si tiene una discapacidad que comenzó antes de que cumpliera 26 años, puede abrir una cuenta ABLE. Una cuenta ABLE es una cuenta financiera que le puede ayudar a:

  • Acumular activos en una cuenta con ventajas de impuestos. Sus inversiones en una cuenta ABLE no estarán sujetas a impuestos, de modo que su caudal puede crecer más rápido. Además, si trabaja y ahorra su ingreso devengado en su cuenta ABLE, podría cumplir con los requisitos para recibir el Crédito del ahorrador.
  • Utilizar sus ahorros en muchos tipos de gastos. Aunque hay reglas para el uso del dinero en su cuenta ABLE, también hay mucha flexibilidad.
  • Ahorrar dinero sin perder beneficios. Muchos programas de beneficios tienen un límite de recursos, pero:
    • Puede tener hasta $100,000 en su cuenta ABLE y continuar recibiendo los beneficios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), siempre y cuando cumpla con todas las demás reglas para SSI. Si se excede de los $100,000, los beneficios de SSI se detendrán, pero comenzarán de nuevo si su cuenta ABLE se reduce a menos de $100,000 sin que tenga que volver a solicitar.
    • En el caso de Medi-Cal y CalFresh, el dinero en su cuenta no afectará sus beneficios, sin importar cuánto tenga.
    • El dinero en su cuenta ABLE podría no contarse para otros beneficios. Verifique con los representantes del programa para asegurarse.

A fin de cuentas: Una cuenta ABLE significa que puede ahorrar dinero sin perder sus beneficios. También les permite a sus familiares y amigos darle dinero sin afectar sus beneficios.

Cómo abrir una cuenta ABLE

Hay unas cuantas reglas para abrir una cuenta ABLE:

  • Solo puede abrir una cuenta por medio de un programa o institución designado por el estado.
  • Solo puede abrir una sola cuenta ABLE. (No puede abrir cuentas en más de un estado.)
  • Debe tener una discapacidad que califique para una cuenta ABLE y que haya comenzado antes de que cumpliera 26 años.
    • Puede tener más de 26 años al abrir la cuenta, lo que importa es cuándo comenzó su discapacidad.

Solo puede tener una cuenta si tiene una discapacidad. Sin embargo, otra persona, como un padre o tutor, puede ayudarle a administrar la cuenta.

¿Su discapacidad califica?

Para abrir una cuenta ABLE, debe tener una discapacidad que haya comenzado antes de que cumpliera 26 años y que satisfaga las normas del Seguro Social para adultos. (Las normas de la SSA para personas ciegas son distintas.)

Definitivamente calificará para una cuenta ABLE si recibe beneficios como Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI), Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI), Beneficios por Discapacidad en la Niñez (CDB), Medi-Cal (en base a su discapacidad), o el Programa para Trabajadores Discapacitados, pues todos se rigen por las normas de discapacidad de la SSA.

Si no recibe beneficios por discapacidad, puede certificarse usted mismo que su discapacidad cumple con las normas de la SSA. Para certificarse, deberá contar con documentación certificada por un médico que demuestre que su discapacidad satisface las normas de la SSA, con una diferencia: en lugar de limitar sus ingresos, deberá demostrar que su discapacidad provoca “marcadas y graves limitaciones funcionales”. En términos generales, esto significa que su discapacidad debe figurar en la Lista de discapacidades del Seguro Social, o por lo menos ser tan grave como una discapacidad en dicha lista. Los problemas de salud en la lista de condiciones para aprobación por compasión también suelen calificar.

Guarde la documentación sobre su discapacidad en un lugar seguro, puesto que el Servicio de Rentas Internas (IRS) podría pedírsela.

Comparación de los programas ABLE estatales

Algunos estados ofrecen cuentas ABLE, mientras que otro no. El programa de cuentas ABLE de California se llama CalABLE. Incluso si su estado tiene un programa ABLE, debe comparar los programas de cuentas ABLE de distintos estados para ver cuál de ellos le conviene más.

Al comparar los programas ABLE, debe hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Cuán fácil es colocar dinero en la cuenta y sacarlo para los gastos que califiquen? Por ejemplo, ¿viene con una tarjeta de débito?
  • ¿Cuán buena es la atención al cliente? Intente llamar al programa para ver si le parece útil.
  • ¿Qué inversiones ofrece? Cada programa estatal ofrece distintas opciones de inversión. Elija un programa que ofrezca inversiones que se amolden a sus necesidades.
  • ¿Qué cargos cobra el programa? Es posible que para abrir la cuenta y tener dinero en ella se cobren cargos.
  • ¿El programa ofrece beneficios adicionales para personas que viven en su estado? Por ejemplo, algunos programas estatales ofrecen beneficios de impuestos adicionales para residentes de ese estado.

Observación: Puede cambiar su cuenta ABLE de un estado a otro. No tiene que quedarse con el programa estatal que elija.

Compare las opciones de cuentas ABLE en distintos estados.

Reglas para depositar dinero en una cuenta ABLE

Existen dos límites para la cantidad que se puede depositar en una cuenta ABLE dentro de un año natural:

  • Hasta $15,000 de cualquier fuente (incluidos sus familiares y amigos, sus beneficios y otros tipos de ingreso no devengado)
  • Otros $12,140 de su propio ingreso devengado (si tiene trabajo).

Observación: Esto significa que si gana $12,140 o más, podría depositar un total de hasta $27,140 en su cuenta ABLE en un año. Si gana menos de $12,140, el monto que podría contribuir podría ser menor.

Importante: Debe llevar bien la cuenta, a fin de asegurarse de que no se deposite demasiado dinero en su cuenta.

Ejemplo

Samuel recibe SSI y beneficios de Medi-Cal. No trabaja, por lo que no tiene ingreso devengado. La mamá de Samuel le ayuda depositando $500 al mes en la cuenta ABLE de Samuel. Samuel ha sacado el cálculo y sabe que para el final del año, su mamá le habrá depositado un total de $6,000. El hermano de Samuel también le ayuda, haciendo un depósito grande de $5,000 en la cuenta ABLE de Samuel en febrero. En combinación, su mamá y su hermano le depositan $11,000 en su cuenta ABLE durante el transcurso del año. Por el resto del año, lo más que Samuel u otras personas depositan solo puede sumar un total de $4,000. Aun si Samuel gasta $10,000 en gastos calificados para noviembre y el saldo de su cuenta ABLE se reduce, solo pueden añadirse $4,000 a la cuenta hasta el final del año.

Los programas ABLE estatales también tienen un límite para el total de depósitos — típicamente entre $200,000 a $500,000, según el estado. Por ejemplo, un programa estatal podría indicar que si tiene $400,000 en su cuenta ABLE, no puede depositar más dinero.

Reglas para el uso de dinero en una cuenta ABLE

El dinero en una cuenta ABLE tiene que usarse para ciertos gastos calificados, como:

  • Gastos cotidianos
  • Educación
  • Vivienda
  • Transporte
  • Ayuda para obtener y conservar un empleo
  • Atención médica
  • Tecnología de asistencia
  • Honorarios de abogado
  • Cuotas de administración financiera, y
  • Otros gastos aprobados.

Muchos gastos califican. Por ejemplo, su alquiler, factura de electricidad y muebles son gastos de vivienda. La gasolina y reparaciones de un automóvil son gastos de transporte. Las primas del seguro médico y los copagos cuentan como gastos de atención médica. Los almuerzos en restaurantes, la pasta de dientes y el papel higiénico son gastos cotidianos.

Guarde los recibos cuando utilice su cuenta ABLE para pagar un gasto calificado. Si el IRS le audita, necesitará mostrarles cómo ha usado su dinero. Puede guardar todos los recibos en una carpeta o escanearlos y guardarlos en su computadora.

Cómo funcionan los gastos

El programa ABLE podría ofrecerle una tarjeta de crédito vinculada a la cuenta. En ese caso, puede utilizar la tarjeta de débito cuando pague un gasto calificado. En el caso de cosas como el alquiler, es posible que tenga que hacer un cheque o retirar efectivo de la cuenta. No necesita autorización para gastar su dinero: es su responsabilidad asegurarse de que el gasto califique y de guardar comprobantes de cómo usa su cuenta ABLE.

Si retira efectivo de una cuenta ABLE, úselo en su gasto calificado. No se quede simplemente con el dinero ni vuelva a ponerlo en una cuenta bancaria normal: si no lo usa, podría contarse como un recurso para fines de programas de beneficios. Por ejemplo, si saca $3,500 de una cuenta ABLE y lo deposita en una cuenta corriente en lugar de gastarlo, se excederá del límite de recursos para SSI.

Siempre y cuando el dinero permanezca en la cuenta ABLE, no afectará sus beneficios, así que déjelo allí hasta que necesite gastarlo.

Obtenga más información sobre las cuentas ABLE.

Las cuentas ABLE y los fideicomisos para necesidades especiales

Si ya tiene un fideicomiso para necesidades especiales, es recomendable abrir también una cuenta ABLE, puesto que los fideicomisos y las cuentas ABLE tienen ventajas distintas.

Las ventajas de las cuentas ABLE:

  • Beneficios de impuestos.
  • Son más fáciles (y económicas) de abrir.
  • Es más fácil usar el dinero en la cuenta.
  • La persona con la discapacidad tiene más control sobre la cuenta.
  • El dinero de una cuenta ABLE que se utiliza para gastos de vivienda no hace que se reduzcan los beneficios del SSI.

Las ventajas de los fideicomisos para necesidades especiales:

A fin de cuentas: Debido a los límites anuales sobre las contribuciones a las cuentas ABLE, no puede remplazar un fideicomiso con una cuenta ABLE. Más bien, se deben usar ambas opciones como parte de su estrategia general para acumular activos.

Si tiene una cuenta ABLE y trabaja:
  • Puede depositar $12,140 adicionales de su ingreso devengado en su cuenta (además del depósito de $15,000 regular permitido). El depósito de $12,140 debe ser de sus propias ganancias; no puede provenir de contribuciones hechas por otros o de dinero que reciba de los beneficios u otros tipos de ingreso no devengado.
    • Aclaración: Esto significa que si gana $12,140 o más, podría tener contribuciones a su cuenta ABLE que suman hasta $27,140 en un año. Si gana menos de $12,140, el monto que podría contribuir sería menor.
  • Podría calificar para el crédito del ahorrador al presentar su declaración de impuestos federales.
  • Usted es quien tiene que asegurarse de que no se contribuya demasiado dinero a su cuenta (incluso si son otras personas las que hacen los depósitos). Verifique con su programa ABLE si tiene alguna duda al respecto.