Usted posiblemente ha oído muchos mitos sobre la manera en que trabajar afectará sus beneficios por discapacidad y su cobertura de atención para la salud. Posiblemente teme perder sus beneficios si trabaja. Es posible que le preocupe el proceso de volver a obtener sus beneficios si deja de trabajar o si necesita trabajar menos horas debido a su discapacidad. Deseamos presentarle los hechos relacionados con esos mitos para que usted disfrute de comodidad y seguridad al comenzar, o volver, a trabajar, y para que no le preocupe la posibilidad de perder sus beneficios antes de tiempo.

La Administración del Seguro Social (SSA) ha creado muchas protecciones en sus programas de beneficios que le permitirán comenzar a trabajar sin perder sus beneficios. Estas protecciones representan maneras de conservar sus beneficios en efectivo y los de su seguro de salud, si todavía los necesita, cuando entre a trabajar o cambie el número de horas que trabaja.

Siete mitos acerca del trabajo y los beneficios

Mito #1: No puedo trabajar debido a mi discapacidad.

Mito #2: Perderé mis cheques de ssi y ssdi cuando comience a trabajar.

Mito #3: Si trabajo, perderé mis beneficios de atención para la salud.

Mito #4: Si comienzo a trabajar, el seguro social decidirá que ya no tengo ninguna discapacidad.

Mito #5: No hay recursos que me puedan ayudar a encontrar un empleo y permanecer en él.

Mito #6: No podré pagar los costos extra de comenzar a trabajar.

Mito #7: No necesito mis beneficios mientras esté trabajando, pero si tengo que dejar de trabajar, no podré obtener mis beneficios de nuevo.

¿Está recibiendo beneficios de SSI o de SSDI? Razones por las cuales necesita poder distinguir entre los dos programas

La gente confunde con frecuencia las diferencias entre los programas de SSI y SSDI—esto es muy común. Es importante que usted sepa en qué programa(s) está participando. Esto le ayudará a comprender cuáles de los programas que se mencionarán más adelante podrán ayudarle. Si no sabe en qué programa(s) está participando, veamos si las siguientes explicaciones resumidas le ayudarán a comprender su situación.

Si todavía tiene dudas, usted puede solicitar un Informe para la Planificación de Beneficios (BPQY por sus siglas en inglés) de su oficina del Seguro Social. El Informe BPQY contiene información acerca de los beneficios de discapacidad que usted recibe, inclusive sus beneficios en efectivo, beneficios para la salud y su experiencia de trabajo. Para obtener más información sobre BPQY, haga clic aquí.

Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI)

SSI es un programa “basado en las necesidades”. Esto significa que es para personas de ingresos bajos con poco o nada de ingresos y bienes. SSI paga hasta $931.72 por mes. Usted puede tener la certeza de que está recibiendo beneficios de SSI si ha tenido poca o ninguna experiencia con el trabajo pagado. Otra señal es la llegada de sus cheques el primer día de cada mes. Si está participando en el programa 1619(b), usted recibe beneficios de SSI. Las personas que reciben beneficios de SSI tienen un límite de $2,000 en los bienes que pueden poseer. Haga clic aquí para obtener más información sobre el programa SSI.

Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI)

El programa SSDI se conoce también como ‘SSD’ por sus siglas en inglés, o bien, como ‘discapacidad’ o ‘beneficio de seguro por discapacidad’. El programa SSDI es parecido a una póliza de seguro. Cuando usted trabaja, de su cheque de pago se deduce un impuesto llamado FICA, y es así cómo usted paga las cuotas de esta póliza de seguro. Si usted se incapacita, puede obtener beneficios en efectivo del programa SSDI. De manera que, para hacerse elegible para recibir beneficios de SSDI, usted tiene que haber trabajado en el pasado y haber pagado el impuesto FICA. El beneficio en efectivo puede ser desde un dólar por mes hasta cerca de $2300 por mes, según el tiempo que usted haya trabajado y pagado al sistema. No hay límites de ingresos o de bienes en conexión con el programa SSDI. Los beneficios de SSDI no se pagan el primer día del mes. Estos beneficios se pagan el tercer día del mes, o bien, el segundo, tercero o cuarto miércoles del mes. Para más información sobre los beneficios de SSDI, haga clic aquí.

Para las personas con discapacidades, la posibilidad de encontrar trabajo es una realidad mucho mayor que en el pasado. Muchas personas con discapacidades tienen empleos importantes de los cuales disfrutan y en los cuales tienen éxito. Con capacitación, preparación y acomodos apropiados en el sitio de trabajo, usted puede tener una carrera exitosa. El trabajo no solamente le permitirá ganar su propio dinero, sino que también le permitirá independizarse de los beneficios públicos. Es probable que conocerá a otras personas y formará amistades nuevas en su empleo. Tendrá oportunidades para seleccionar el tipo de trabajo que desea hacer y el sitio donde desea trabajar.

A continuación, algunos mitos comunes acerca del trabajo, con explicaciones de la manera en que pueden ser engañosos y con frecuencia desalentadores para las personas discapacitadas que desean trabajar. Para obtener más información sobre la manera en que trabajar afectará sus beneficios, comuníquese con un/a planificador/a de beneficios.