Mito #1: No puedo trabajar debido a mi discapacidad.

Es común sentir temor al pensar en su capacidad para trabajar. Esta nerviosidad posiblemente surge cuando piensa en salir de su casa, encontrar medios de transporte de ida y vuelta al trabajo y manejar su nuevo horario de trabajo. Sentir estas inquietudes es normal, pero hay muchos recursos y leyes que le ofrecerán apoyo.

La Ley para personas con discapacidades de los Estados Unidos (ADA)

Esta ley declara que es ilegal que los empleadores discriminen contra personas con discapacidades si estas personas cumplen con los requisitos necesarios para un trabajo. Esto incluye todos los aspectos relacionados con un empleo, como, por ejemplo, las entrevistas, la contratación, el despido, la capacitación, los ascensos y los beneficios. Con frecuencia, con adaptaciones razonables, usted puede tener éxito en más trabajos de los que pudiera haber pensado posibles. Por ley, los empleadores tienen la obligación de ofrecer adaptaciones razonables, pero estas adaptaciones serán diferentes de acuerdo con cada persona y con las condiciones de cada trabajo.

El Departamento de Rehabilitación (DOR)

El DOR podrá ayudarle a prepararse para trabajar, encontrar un empleo y mantenerse en ese empleo. Los servicios pueden ser diferentes según la persona. El DOR colaborará con usted para determinar los servicios que necesitará y un/a consejero/a de DOR trabajará con usted para desarrollar un plan que le ayude a alcanzar sus metas de empleo. Si recibe beneficios de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) o del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI), el DOR también es un ejemplo de una Red de Empleo (EN) en la cual usted puede usar su Boleto para Trabajar. Para obtener más información sobre la elegibilidad para recibir servicios de DOR y el proceso de solicitar estos servicios, haga clic aquí.

Entrenador/a de trabajo

Los entrenadores de trabajo son personas que ofrecen capacitación especializada en el sitio del trabajo para ayudarle a desempeñar ese trabajo y ajustarse al ambiente laboral. Esta persona podrá ayudarle con asuntos relacionados con el trabajo como, por ejemplo, la manera de conversar con su jefe sobre las preguntas que surgen en el trabajo y las adaptaciones que usted necesite. Usted podrá encontrar a un/a entrenador/a de trabajo a través del programa del Boleto para Trabajar, del Departamento de Rehabilitación o de otra agencia.

Revelación de la discapacidad

Las personas con discapacidades con frecuencia se preguntan si deben informar a su empleador potencial de su discapacidad durante la entrevista, cuando se les ofrece el empleo, después de obtener el empleo, o si no deben hacerlo en ningún momento. De acuerdo con la Ley para personas discapacitadas de los Estados Unidos, usted debe revelar su discapacidad solamente si necesita solicitar adaptaciones razonables de su empleador para realizar una tarea esencial de su trabajo. Hay muchas razones por las cuales es posible que usted quiera, o no quiera, revelar su discapacidad, y las razones serán diferentes para cada persona y cada situación.

Es posible que usted no tenga la opción de no revelar su discapacidad (por ejemplo, puede tener que preguntar si el sitio de la entrevista es accesible o puede necesitar un/a intérprete durante la entrevista). De ser así, usted necesitará escribir con cuidado una declaración para revelar esto al empleador. Recuerde que debe concentrarse en sus capacidades y no en sus discapacidades. Es posible que usted quiera hablar con un/a planificador/a de beneficios para obtener más información sobre la revelación de su discapacidad.