El estado de California implementó el Programa de Asistencia Monetaria para Inmigrantes (CAPI, por su sigla en inglés), para entregar dinero a ciertos inmigrantes en situación legal. Antes, los inmigrantes en situación legal recibían este tipo de asistencia del gobierno federal por medio del Programa de la Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por su sigla en inglés). En la década de 1990, las normas de la SSI cambiaron y algunos inmigrantes en situación legal dejaron de recibir esta prestación. California estableció el programa CAPI para ayudar a las personas que no podían obtener la SSI debido a su estado migratorio.

Para obtener la asistencia monetaria del CAPI, usted debe reunir ciertos requisitos. Lo que es más importante, usted debe ser residente de California, y tener 65 años de edad o más, o ser cieog/a o discapacitado, a quien se le han denegado las prestaciones de la SSI debido a su estado migratorio. También debe reunir otros requisitos con respecto a sus ingresos, bienes y vivienda. Puede presentar una solicitud en la oficina del Departamento de Bienestar Público de su condado. Una vez que se determina sus requisitos, CAPI paga casi las mismas prestaciones que las recibidas por los beneficiarios de la SSI.