Hay tres grupos de personas que pueden recibir beneficios de SSI:
  1. Personas mayores de 18 años pero con menos de 65 de edad que tengan discapacidades e ingresos y recursos limitados. Este artículo enfoca a personas entre los 18 y 65 años de edad.
  2. Personas que tengan 65 años de edad o más, con ingresos y recursos limitados.
  3. Menores calificantes y jóvenes menores de 18 años de edad con discapacidades. Una definición distinta de discapacidad se aplica a las personas menores de 18 años. Para obtener más información acerca de los beneficios de SSI para personas menores de 18 años, lea la sección de DB101 sobre Beneficios para la gente joven.

No es necesario que usted haya trabajado para que tenga derecho de recibir beneficios de SSI.

Para tener derecho a recibir beneficios de SSI, las personas entre 18 y 65 años de edad deben:

  1. Cumplir con ciertos requisitos de ciudadanía y residencia;
  2. Cumplir con los límites de ingresos y recursos; y
  3. Tener una discapacidad que les impida trabajar.

Discapacidad médica

Para tener derecho a recibir beneficios de SSI, usted debe demostrar que tiene una discapacidad que le impide trabajar. El Seguro Social tiene reglas muy específicas en lo relativo a lo que es y no es una discapacidad. El Seguro Social utiliza la misma definición de discapacidad para todos sus programas.

Definición médica de una discapacidad
  • Usted debe poder presentar informes médicos que confirmen que usted tiene una discapacidad física o mental severa. Si estos informes no existen, el Seguro Social le enviará a un/a médico/a para confirmar su condición.
  • Su condición debe haber durado, o se espera que va a durar, por lo menos un año o que tendrá como resultado su muerte.
  • Si usted tiene un impedimento de la vista, el Seguro Social utiliza reglas especiales para decidir si usted es persona ciega.

Incapacidad para trabajar

Su discapacidad debe impedir también que trabaje. El Seguro Social tiene una manera estándar de definir el trabajo. El término Trabajo sustancial y lucrativo (Substantial Gainful Activity - SGA) se utiliza para describir un nivel de actividad de trabajo o de ingresos. En el año 2019, si usted está ganando más de $1,220 por mes (o $2,040 si es persona ciega), el Seguro Social considera que sus ingresos representan un Trabajo substancial y lucrativo.

Aclaración: Usted puede reducir sus ingresos contables mensuales si obtiene un subsidio salarial, o si tiene Gastos de trabajo relacionados con la discapacidad (IRWEs) o Gastos de trabajo relacionados con la ceguera (BWE). Además, cuando el Seguro Social determina si su actividad de trabajo se clasifica como SGA, el Seguro Social no solamente toma en consideración sus ingresos. Por ejemplo, si usted trabaja por cuenta propia, el Seguro Social utiliza hasta tres pruebas diferentes y analiza factores como el número de horas trabajadas y sus responsabilidades para decidir si su trabajo debe tomarse en cuenta como SGA. Para obtener más información, visite el sitio web de la Administración del Seguro Social.

Cuando el Seguro Social examina su solicitud, la agencia hace una serie de preguntas para determinar si su discapacidad le impide trabajar.

¿Le impide trabajar su discapacidad?

El Seguro Social llama a este grupo de preguntas la Evaluación Funcional (Functional Assessment):

  • Si usted está trabajando por encima del nivel SGA, se considera que puede trabajar y, por consiguiente, no tiene una discapacidad y no es elegible para recibir beneficios de SSI. De lo contrario…
    • Si su condición se encuentra en la Lista de impedimentos del Libro Azul y la condición es lo suficientemente severa, se le considerará automáticamente como persona discapacitada. Si no es así…
      • El Seguro Social determina si usted podría realizar las tareas de su empleo anterior, aunque no esté trabajando en este momento. De ser así, no se le considera como persona discapacitada. Si no es así…
        • El Seguro Social determina si usted podría realizar cualquier otro tipo de trabajo, tomando en cuenta su condición médica, su edad y sus antecedentes. Si es así, no se le considera como persona discapacitada. Si no es así…
          • Usted es una persona discapacitada.

Ejemplo: Mimi tiene una enfermedad pulmonar severa que amenaza su vida. Ella todavía está trabajando y gana $1,500 por mes trabajando de tiempo parcial en una floristería. El Seguro Social decide que sus ingresos están por encima de $1,220, el nivel de ingresos SGA actual. Por lo tanto, Mimi no es una persona discapacitada según el Seguro Social debido a sus ingresos.

Ejemplo: Floria se lesionó la columna vertebral debido a una caída. Se fracturó dos vértebras y se lesionó las raíces de varios nervios. Ella no está trabajando ahora. El Seguro Social determina que su condición está en la lista del Libro Azul y que su severidad es tal que es discapacitante. Según el Seguro Social, Floria es una persona discapacitada y posiblemente es elegible para recibir beneficios mensuales.

Su discapacidad debe impedirle tener ingresos por encima del nivel SGA, no solamente en su empleo anterior sino en cualquier otro empleo. El Seguro Social toma en cuenta su edad, sus antecedentes de trabajo y las destrezas que usted podría utilizar en otros empleos. (Si usted tiene más de 55 años de edad, las reglas son menos estrictas).

Ejemplo: Luigi había estado trabajando como estibador hasta lesionarse un disco de la columna vertebral mientras jugaba al fútbol. Él no está trabajando ahora, de manera que sus ingresos reales están por debajo del nivel SGA. La lesión de su espalda es a largo plazo y de gravedad, pero no aparece en el Libro azul como una condición automáticamente discapacitante.

Luigi no podría volver a su empleo anterior, manejando bultos pesados, pero el Seguro Social decide que con su experiencia, él podría trabajar en un escritorio como coodinador de actividades de muelle. Como él podría trabajar, según el Seguro Social, Luigi no es una persona discapacitada.

Requisitos de recursos

Cuando usted solicita beneficios de SSI, debe presentar una lista del dinero y de las propiedades que usted tiene. Si tiene dinero o propiedades que podría vender para su propio sustento, el Seguro Social quiere asegurarse de que usted utilice estos recursos primero, antes de obtener ayuda.

Recursos
  • Los recursos son dinero en efectivo y cosas de su propiedad que usted podría vender para convertirlas en efectivo.
  • Los recursos excluidos son aquéllos que no se toman en cuenta para el límite de recursos de SSI. Los recursos excluidos más importantes son:
  • Los recursos contables son todos los recursos no excluidos.

Para tener derecho a beneficios de SSI, usted debe poseer menos de $2,000 en recursos contables ($3,000 para una pareja).

Ejemplo: Billy tiene $5,000 en una cuenta de ahorros, apartados para necesidades imprevistas. Aunque él no tiene planes para gastar este dinero y no lo quiere gastar, este dinero sí se toma en cuenta como un recurso. Billy no es eligible para recibir beneficios de SSI.

Requisitos de ciudadanía

Para tener derecho a recibir beneficios de SSI, usted debe tener ciudadanía de los EE.UU. o una persona extranjera calificada. Algunas categorías importantes de personas extranjeras calificadas incluyen a personas:

  • Admitidas legalmente para obtener residencia permanente en los EE.UU. (Lawfully Admitted for Permanent Residence - LAPR)
  • Refugiadas en los EE.UU. conforme a la Sección 207 de la Ley de inmigración y naturalización (Immigration and Nationality Act - INA)
  • Quienes han pedido y recibido asilo conforme a la sección 208 de la ley INA

Los extranjeros calificados deben satisfacer también ciertas otras condiciones para tener derecho a recibir beneficios de SSI. Algunos grupos de inmigrantes y refugiados sólo pueden obtener beneficios de SSI durante siete años después de la fecha de su ingreso a los EE.UU. Si estas personas consideran que continuarán necesitando beneficios de SSI, tienen que convertirse en ciudadanos de los EE.UU. antes de que este plazo se venza. Si usted no está seguro/a de su estatus como inmigrante o de la manera en que afecta sus beneficios de SSI, debe comunicarse con la Administración del Seguro Social o el Servicio de Inmigración y Naturalización de los EE.UU. (U.S. Citizenship and Immigration Services - USCIS). Para obtener más información, visite el sitio web de la Administración del Seguro Social.

La solicitud

Usted puede solicitar beneficios de SSI visitando la Oficina del Seguro Social en su comunidad, o bien, llamando al Seguro Social, al teléfono 1-800-772-1213 o al 1-800-325-0778 (TTY). Ellos le enviarán por correo formularios que deberá completar. Si presenta su solicitud en persona o por teléfono, le conviene completar primero en línea el Informe de Incapacidad para Adultos (llamado a veces el Formulario i3369)

El proceso inicial de la solicitud tomará algún tiempo, a veces hasta cuatro meses. Si usted necesita ayuda con urgencia, comuníquese de inmediato con la agencia de servicios sociales del condado. Si usted es elegible, ellos pueden obtener para usted cobertura médica y CalFresh (estampillas para comida). Según sus necesidades y circunstancias, es posible que le puedan ayudar también con asistencia en efectivo de emergencia y/o una vivienda.

Mientras espera la respuesta del Seguro Social, usted también puede solicitar beneficios de CalWORKs y de Medi-Cal en su agencia de servicios sociales del condado.

Preguntas en la solicitud

Cuando usted solicita beneficios de SSI, necesitará dar al Seguro Social:

  1. Sus datos básicos (nombre, fecha de nacimiento, etc.)

Tenga a mano:

  • Un documento de identificación y su certificado de nacimiento
  • Documentos de naturalización, si son del caso
  • Número de Seguro Social
  1. Documentación relacionada con su condición médica

Tenga a mano:

  • Los nombres de los médicos, hospitales, clínicas y profesionales que le han dado tratamiento, inclusive sus direcciones completas y sus números de teléfono
  • Medicamentos recetados y resultados de pruebas médicas
  • Documentación que explique todos los aspectos de la manera en que su condición médica afecta su vida diaria

Prepárese para:

  • Firmar documentos de autorización para que el Seguro Social pueda obtener copias de su historial médico
  • Completar formularios acerca de la manera en que su discapacidad le afecta en su vida diaria
  • Dar al Seguro Social autorización para comunicarse con su empleador, sus amistades o sus familiares para obtener información acerca de la manera en que su discapacidad le afecta
  1. Documentación relacionada con sus ingresos

Tenga a mano:

  • Una lista de los tipos de empleo en los que ha trabajado durante los últimos 15 años; por ejemplo, como carpintero, lavaplatos, etc.
  • Copias de sus declaraciones de impuestos o formularios W-2 de cualquier empleo que haya tenido
  • Información acerca de cualquier otro beneficio que esté recibiendo
  • Registros escolares, si tiene menos de 22 años

Recuerde que:

  • Para tener derecho a recibir beneficios de SSI, sus ingresos ganados mensuales deben estar por debajo del nivel SGA ($1,220, o $2,040 si es persona ciega).
  1. Documentación acerca de sus bienes

Tenga a mano:

  • Copias de sus estados bancarios

Prepárese para:

  • Contestar preguntas y presentar comprobantes de los bienes raíces, cuentas de ahorros y de jubilación, acciones, bonos, etc., que sean de su propiedad

Recuerde que:

  • El límite de bienes establecido por SSI es de $2,000 para una persona soltera y de $3,000 para una pareja
  • Su propia casa no se tomará en cuenta
  • Su primer automóvil no se tomará en cuenta, particularmente si lo utiliza para asistir a citas médicas

El Seguro Social le pedirá también que se inscriba para recibir su cheque a través de un depósito directo en su cuenta bancaria.

Hay información adicional sobre la solicitud en el sitio web del Seguro Social. No tarde en dar inicio a su solicitud mientras organiza sus documentos; el Seguro Social podrá ayudarle.

Es importante presentar su solicitud de inmediato si le parece que necesitará recibir beneficios de SSI. Aunque al Seguro Social le tomará algún tiempo para procesar su solicitud, sus beneficios se pagarán retroactivamente desde la fecha de su solicitud.

La decisión

El Seguro Social generalmente demora de tres a seis meses para tomar una decisión acerca de su solicitud si usted le ha dado toda la documentación necesaria. Entonces, usted recibirá una carta de aprobación o de negación.

La carta de aprobación deberá informarle:
  • El monto que recibirá en beneficios mensuales de SSI (incluyendo el SSP)
  • Cuándo se pagarán los beneficios
  • El monto de los beneficios que recibirá en forma retroactiva (acumulados), en base a la fecha en que usted solicitó beneficios de SSI
  • La fecha en que el Seguro Social examinará su condición médica - generalmente de tres a siete años después de que usted comenzó a recibir beneficios.

Las cartas de aprobación pueden ser difíciles de entender. Si usted tiene preguntas acerca de sus nuevos beneficios, puede llamar al Seguro Social, al 1-800-772-1213 o al 1-800-325-0778 (TTY). Hay más información disponible en el sitio web del Seguro Social.

La negación de la solicitud y la apelación

Algunos solicitantes reciben una carta de negación, en la que se les informa que su reclamo de beneficios de SSI ha sido rechazado.

Las motivos más frecuentes del rechazo de reclamos de beneficios de SSI son los siguientes:

  • Médicos: Éstos son los motivos más frecuentes de la negación de reclamos. Con frecuencia, el Seguro Social no tiene suficiente documentación médica sobre su condición médica, o el Seguro Social considera que su condición médica no es lo suficientemente seria como para impedir que usted trabaje.
  • Recursos: El Seguro Social considera que usted tiene más recursos que los permitidos por el límite de $2,000 ($3,000 para una pareja)
  • SGA: El Seguro Social considera que usted está recibiendo más del límite de $1,220 especificado para un trabajo sustancial y lucrativo.

Aclaración: Cuando usted solicita beneficios de SSI, el Seguro Social debe verificar primero si es elegible para recibir beneficios del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Si usted recibe una carta de negación de SSDI, esto no significa que no tenga derecho a recibir beneficios de SSI. Examine el membrete de la carta de negación. Una carta de negación verdadera tendrá impreso en la parte superior de su membrete las palabras Supplemental Security Income.

Usted no tiene la obligación de aceptar la decisión del Seguro Social. Si considera que la decisión no es justa o que es incorrecta, tiene el derecho de presentar una apelación.

Las apelaciones de SSI
  • Usted tiene 60 días para presentar una apelación, contados a partir de la fecha en que se le envió la carta de negación. Preséntela sin demora. Si usted presenta una apelación dentro de 10 días, posiblemente continuará recibiendo sus beneficios de SSI al mismo nivel hasta que el Seguro Social haya tomado una decisión relativa a su apelación. Si usted no presenta su apelación dentro de 60 días, puede perder por completo su derecho a apelar.
  • Volver a presentar su solicitud no es lo mismo que apelar. Si su solicitud de beneficios de SSI se niega y usted está en desacuerdo con la decisión, debe presentar una apelación; no debe volver a completar los formularios de solicitud (hacerlo sería volver a presentar su solicitud). Si usted apela y gana su caso, sus beneficios se pagarán a partir de la fecha de su solicitud original. Si vuelve a presentar su solicitud, el Seguro Social volverá a comenzar desde el principio y usted perderá su reclamo por beneficios pasados que de otra manera podría haber obtenido.
  • Para presentar una apelación, llame al Seguro Social, al teléfono 1-800-772-1213 o al 1-800-325-0778 (TTY) y pida que le envíen un formulario de apelación de SSI. Usted puede también iniciar su apelación utilizando este formulario en línea. Si presenta su solicitud en línea, necesitará enviar por correo o entregar al Seguro Social cualquier información acerca de su situación.
  • Usted tiene derecho a contratar a un/a abogado/a o a otra persona calificada (alguien que le conozca y que tenga conocimientos del programa SSI) para que le represente durante el proceso de la apelación. O bien, puede optar por manejar el proceso usted mismo/a.

El proceso de apelación tiene cuatro niveles. Si no le satisface el resultado obtenido en cada nivel, puede apelarlo al siguiente nivel. Los cuatro niveles son:

  1. La reconsideración: En una reconsideración, alguien dentro del Seguro Social que no participó en la primera decisión vuelve a examinar su solicitud desde el principio. Usted puede ofrecer más información si quiere. Ésta es una apelación escrita, lo cual significa que usted no tiene que comparecer ante un/a juez/a. Usted debe suministrar al Seguro Social cualquier información nueva que tenga acerca de su caso.
  2. La audiencia: Si la reconsideración se niega, usted puede solicitar una audiencia ante un juzgado administrativo. Puede traer testigos para que le ayuden a presentar su caso. Le conviene considerar tener a un/a abogado/a u otra persona que le ayude durante la audiencia.
  3. El Concejo de Apelación: El Concejo de Apelación del Seguro Social examinará su caso si usted apela el fallo hecho por juzgado administrativo. El Concejo puede aceptar el fallo del/de la juez/a, adjudicar el caso por sí mismo, o devolver el caso al juzgado administrativo para una audiencia adicional.
  4. La Corte Federal: Si el Concejo de Apelación decide en su contra, usted puede presentar una demanda ante una corte federal.

Para cualquiera de los niveles después de la reconsideración, le conviene tener a un/a abogado/a que le represente.

La Organización Nacional de Representantes de Reclamantes ante el Seguro Social (NOSSCR)

Ésta es una organización que puede ayudarle con su apelación. La organización NOSSCR (National Organization of Social Security Claimants Representatives) es una asociación de abogados y auxiliares legales (paralegals) que representan a personas que consideran que se les ha negado injustamente beneficios del Seguro Social. Usted puede comunicarse con la organización NOSSCR llamando al 1-800-431-2804.