No saber cuál es el programa del Seguro Social en el que participa

Hay dos programas del Seguro Social para personas discapacitadas: Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI). Usted posiblemente está participando en uno de estos programas o en ambos. Las siglas son similares y los dos operan bajo la Administración del Seguro Social, de manera que con frecuencia las personas confunden estos programas. Aunque ambos utilizan la misma definición de discapacidad, sus reglas son diferentes.

No deje de averiguar cuál es el programa en el que participa. Si tiene preguntas acerca de dónde vienen los beneficios que está recibiendo, pida del Seguro Social un Informe para la planificación de beneficios (BPQY). Si está recibiendo beneficios administrados por el estado, como, por ejemplo, la cobertura médica de Medi-Cal o CalFresh (estampillas para comida), puede comunicarse con la agencia de servicios sociales del condado para confirmar el programa en que está participando.

No suministrar suficiente información al solicitar beneficios

Cuando usted solicita beneficios de SSI, la decisión puede tomar un tiempo largo. Lo peor sería que el Seguro Social rechace su solicitud debido la falta de algún dato. Asegúrese de incluir la información de contacto de todos los médicos, terapistas físicos y otros profesionales que le hayan dado tratamiento relacionado con su discapacidad.

Tardar demasiado en presentar una apelación

Si se le niegan los beneficios de SSI y usted no está de acuerdo con la decisión del Seguro Social, puede presentar una apelación. Para presentar su apelación, tiene un plazo de 60 días contados a partir de la fecha en que se envió la carta en que se le niegan los beneficios. No es un tiempo muy largo, especialmente si usted quiere obtener ayuda con su apelación. No deje de presentar su apelación de inmediato.

Volver a presentar su solicitud en vez de apelar la decisión si se le niegan los beneficios de SSI

Algunas personas que reciben una negación de sus beneficios SSI simplemente recopilan información adicional para presentar otra solicitud. Esto es un error. Lo que debe hacer es presentar una apelación. Debe presentarla dentro de 60 días contados a partir de la fecha de la carta en que se le niegan los beneficios.

Si usted presenta otra solicitud al programa SSI, su proceso vuelve a comenzar desde el principio en la fecha de su nueva solicitud.

Si apela y gana su caso, sus beneficios de SSI se le pagarán a partir de la fecha original en que usted presentó su solicitud.

Dejar de trabajar por temor a perder sus beneficios

Muchas personas que reciben beneficios de SSI no tratan de conseguir empleo porque temen que van a perder sus beneficios en efectivo de SSI o su cobertura médica de Medi-Cal. Pero las reglas del programa SSI han sido diseñadas para posibilitar su regreso al trabajo.

Cuando usted comienza a trabajar, el programa SSI le permite guardar los primeros $85 en ingresos ganados (con la exclusión general de $20 + la exclusión por ingresos ganados de $65) sin que se afecten sus beneficios en lo absoluto. Después, cada $2 en ingresos reduce el monto de sus beneficios de SSI en sólo un dólar, de manera que usted termina teniendo más dinero del que habría tenido si no estuviera trabajando. A la mayoría de las personas que reciben beneficios de SSI les conviene regresar a trabajar.

Si usted obtiene un empleo y no tiene éxito, puede volver a recibir sus beneficios de SSI sin demora a través de un reinicio rápido de beneficios o de una Restitución Acelerada (Expedited Reinstatement - EXR), siempre que su discapacidad continúe.

Además, si gana lo suficiente para que sus beneficios de SSI se reduzcan a cero, es posible que pueda conservar su cobertura de Medi-Cal aun así conforme al incentivo de trabajo de la regla 1619(b) del programa SSI o el Programa para Trabajadores Discapacitados.

No documentar los gastos de trabajo

Los Gastos de trabajo relacionados con la discapacidad (IRWE) (o los Gastos de trabajo relacionados con la ceguera (BWE) si usted es persona ciega) son gastos documentados relacionados con su discapacidad que apoyan su capacidad para trabajar. El Seguro Social deduce estos gastos de trabajo de sus ingresos contables cuando calcula sus beneficios. Esta deducción causa un aumento en el monto de sus beneficios.

Pero no importa lo legítimo que sea un gasto IRWE, el Seguro Social no lo permitirá a menos que usted tenga recibos. Asegúrese de obtener siempre los recibos de todos sus gastos y guárdelos con cuidado.

Dejar de reportar cambios en sus ingresos, recursos o situación doméstica

Usted necesita reportar los cambios. Sus beneficios mensuales de SSI dependen de sus:

Si cualquiera de estas cosas cambia, aunque sea ligeramente, usted debe proceder de inmediato a informar sobre los cambios de un mes dentro de los primeros 6 días del siguiente mes para evitar los sobrepagos. Ejemplo: Si usted se muda en junio, tiene hasta el 6 de julio para informarle al Seguro Social.

Formas de informar al Seguro Social
Para la SSI, puede informar sobre los cambios:

Cuando haga el informe, necesitará tener documentación, como una carta que explique los cambios, y copia de sus talones de pago. Si tiene preguntas acerca de la mejor forma de reportar sus ingresos, hable con su oficina local del Seguro Social, o hable con un/a planificador/a de beneficios.

Aclaración: Si también recibe beneficios del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI), debe reportar su ingreso para la SSI y el SSDI por separado. Pregúntele a su representante de reclamaciones del Seguro Social cómo debe reportar el ingreso para fines del SSDI.

No responder sin demora a una notificación de sobrepago

El Seguro Social puede decidir que le ha pagado más de lo que debía recibir en beneficios. A esta situación se le llama un sobrepago. Usted recibirá una carta del Seguro Social notificándole la cantidad de dinero que debe devolver.

Es muy importante responder de inmediato a una notificación de sobrepago. La carta de notificación del sobrepago le pedirá que devuelva el dinero dentro de 30 días, pero el Seguro Social sabe que las personas que reciben beneficios de SSI tienen muy pocos ingresos; por lo tanto, , están dispuestos a colaborar con usted para establecer un plan razonable de pagos mensuales. Usted debe comunicarse de inmediato con el Seguro Social para conversar sobre sus opciones.