Al cumplir 18 años, su hijo se convierte en adulto. A la vez, podría haber otros cambios en su vida, como la graduación de la secundaria, un primer empleo o que el joven se mude del hogar familiar.

A medida que estas cosas suceden, los beneficios de su hijo podrían cambiar:

  • Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y Medi-Cal tienen reglas distintas para los menores y los adultos.
  • Su hijo puede administrar sus propios beneficios de Medi-Cal y tratamiento médico.
  • Algunos beneficios son solo para menores, de modo que si su hijo los está recibiendo ahora, dejará de recibirlos a hacerse mayor de edad.
  • Otros beneficios son solo para adultos, por lo que su hijo podría comenzar a recibirlos.

Esto no implica que su hijo saldrá perdiendo: al cumplir 18, su hijo podría calificar para los mismos beneficios que antes y posiblemente otros más.

Conseguir empleo no implica que se suspenderán los beneficios

Los programas de beneficios están diseñados para asegurar que su hijo salga mejor si comienza a trabajar. Su hijo puede conseguir empleo y comoquiera recibir los beneficios que necesita de adulto.