Ahora que ha encontrado empleo, es el momento de ponerse a trabajar. No es fácil trabajar, pero puede ser una experiencia valiosa, no solamente porque recibirá un pago por sus esfuerzos, sino también porque le dará la oportunidad de conocer gente y de contribuir a la sociedad.

Es normal sentirse con temor acerca de nuestra capacidad para trabajar. Es posible que le inquiete salir de su casa, hacer arreglos de transporte para ir y venir del trabajo, y manejar un horario de trabajo nuevo. Estas inquietudes son normales, pero hay que recordar que existen muchos recursos de apoyo. Este artículo explica algunos de esos recursos.

Este artículo incluye también información sobre aspectos importantes del empleo. como, por ejemplo, la manera apropiada de comportarse en el trabajo, cómo obtener acomodos y saber si el trato que recibe es equitativo.