El caso de Jan

Jan ha recibido beneficios de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) y Medi-Cal durante muchos años debido a la depresión y un trastorno de ansiedad. Ella ha estado trabajando como cajera de tiempo parcial en un restaurante, pero su meta es convertirse en cocinera jefa profesional.

Su consejera de rehabilitación vocacional le habló del Plan para Lograr la Autosuficiencia (PASS) de SSI. Estuvieron de acuerdo en que para Jan, ésa sería una manera excelente de apartar dinero para pagar sus estudios en la escuela vocacional y cubrir los otros pasos necesarios para comenzar su nueva carrera como cocinera jefa.

La manera de conservar sus beneficios de SSI

Jan sintió alivio al escuchar que apartar dinero en una cuenta PASS no reduciría el monto de sus beneficios mensuales de SSI. En efecto, establecer un plan PASS la ayudaría a aprovechar sus beneficios al máximo. Jan también supo que al establecer un plan PASS, ella podría apartar los ingresos contables de su empleo para pagar gastos relacionados con la capacitación necesaria para que ella se convirtiera en cocinera jefe. El Seguro Social no tomaría en cuenta ese dinero al calcular sus beneficios de SSI, ni los tomaría en cuenta contra el límite de recursos de $2,000 de SSI para una persona soltera.

“Mírelo de esta manera,” le dijo su consejera. “Si usted establece un plan PASS, sus beneficios de SSI aumentarán para ayudarle a pagar sus gastos básicos y usted podrá invertir su sueldo en el logro de su meta de trabajo”.

El desarrollo de su plan

Cuando Jan y su consejera examinaron el formulario de solicitud de PASS, Jan se dió cuenta de que completar la solicitud le iba a tomar algo de tiempo.

En vez de tratar de completar toda la solicitud de una vez, Jan trabajó en ella durante tres días. A medida que llenaba la solicitud, consultaba a una amistad y a su consejera, pidiéndoles su opinión acerca de lo que había escrito. Se comunicó también con un especialista en Planes PASS y le pidió que la orientara.

En la solicitud se le pidió a Jan información sobre su meta profesional, su historial médico, sus antecedentes de trabajo y su formación educativa. También se le pidió información sobre los gastos relacionados con el logro de su meta profesional. Jan preparó una lista de todos los gastos que tendría que pagar al utilizar su plan PASS, inclusive la matrícula de las clases de cocina, sus libros y cuchillos, su transporte para ir y venir de la escuela, y las entrevistas, uniformes y otra ropa de trabajo.

La aprobación de su plan PASS

Jan completó la solicitud y la presentó a su Grupo de Especialistas PASS, junto con una copia de su Plan de Empleo Individualizado (IPE). Tres semanas después, recibió una carta en que se le informó que su plan PASS había sido aprobado.

¡Jan quedó encantada! Examinó la carta, la cual incluia información sobre el monto mensual que debía apartar en su plan PASS, sus gastos aprobados y el fecha en que se realizaría el primer examen del plan PASS. Salió a la tienda a comprar una carpeta donde podría guardar todos sus recibos, cartas y estados de cuenta bancarios relacionados con su plan PASS. Abrió también una cuenta de cheques separada para el dinero que iba a apartar para pagar los gastos aprobados de su plan PASS.

El plan PASS se convirtió en una herramienta excelente para Jan. Le permitió utilizar sus beneficios de SSI para pagar sus gastos básicos mientras trabajaba para alcanzar su meta de trabajo. Y a la larga, le permitiría trabajar en un empleo que le encanta, tener buenos ingresos y salir del programa de SSI.