Comprendiendo la ayuda personal en el lugar de trabajo

Los servicios de ayuda personal en el lugar de trabajo pueden utilizarse para permitir que el empleado cumpla con las tareas esenciales de su puesto. En estos casos, los servicios pueden considerarse una adaptación razonable conforme a la Ley ADA y la Ley de Igualdad de Viviendas y Empleos de California; el empleador aquí tiene la responsabilidad de atender el pedido de adaptación razonable.

“Según lo establecido por la Ley del Boleto para Trabajar y de Mejoras en los Incentivos Laborales, el término 'servicios de asistencia personal', en términos generales, significa: Una gama de servicios prestados por una o más personas designadas para ayudar a que un discapacitado realice las actividades cotidianas dentro o fuera del trabajo que la persona realizaría normalmente si no sufriera una discapacidad. El objetivo de dichos servicios es aumentar el control del individuo sobre su vida y capacidad de realizar actividades cotidianas dentro y fuera del trabajo".

-Aplicación de la Ley ADA a los Servicios de Asistencia Personal en el Lugar de Trabajo, Instituto para la Inclusión Comunitaria.

Preguntas clave sobre la Ayuda personal en el lugar de trabajo

1. ¿La asistencia personal que se necesita está relacionada con el trabajo? En caso afirmativo, puede tratarse de una adaptación razonable, en virtud de lo dispuesto por la Ley.

Ejemplos:

  • Tareas de archivo, el manipuleo de materiales de trabajo pesados o que están fuera de alcance o la realización de otras tareas manuales no-esenciales;
  • Necesidades de comunicación, tal como los servicios de un intérprete; y
  • Asistencia con viajes relacionados con el trabajo para un individuo con algún impedimento motriz o visual.

Estos servicios ayudan a cumplir con las funciones esenciales del puesto.

Los servicios de ayuda personal en el lugar de trabajo también pueden utilizarse en el ámbito laboral por razones que no estén directamente relacionadas con el cumplimiento de las tareas esenciales del puesto. Los servicios en estos casos tal vez no se encuadren dentro la clasificación de adaptación razonable, según lo dispuesto por las leyes ADA o FEHA de California.

2. ¿La asistencia es necesaria fundamentalmente para el bienestar personal del individuo discapacitado? En caso afirmativo, los servicios pueden cubrirse con otras fuentes de financiamiento, incluso con los Servicios de Asistencia en el Hogar (IHSS) u otros recursos del individuo.

Ejemplos:

  • Asistencia con comidas o refrigerios en las pausas para comer;
  • Asistencia con el cuidado personal, aseo, ayuda para ir al baño o con la higiene personal; y
  • Auxilios paramédicos.

Estos servicios son, fundamentalmente, de naturaleza personal y no se relacionan con el trabajo. La decisión en cuanto a si el servicio se relaciona con el trabajo o es fundamentalmente para el bienestar personal del empleado se fundamenta en las características de la situación y el trabajo de cada uno.

“En pocas palabras, la Ley ADA exige que los empleadores presten servicios de asistencia personal a un postulante o empleado que padece una discapacidad en la medida en que los servicios se relacionen con el trabajo y no sean fundamentalmente para el bienestar personal del discapacitado. La asistencia relacionada con el trabajo para cumplir con tareas tales como lectura, comunicaciones, la realización de tareas manuales no esenciales y viajes por motivos comerciales, pueden considerarse adaptaciones razonables. La asistencia para realizar tareas tales como comer, ir al baño, vestirse y asearse, son fundamentalmente de naturaleza personal y, en general, no se consideran adaptaciones razonables... Esta conclusión se basa en una revisión exhaustiva de las disposiciones de la ADA, las reglamentaciones y las interpretaciones de políticas y pautas emitidas por la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo (EEOC), el Departamento de Justicia (DOJ) y el Departamento de Trabajo (DOL). La jurisprudencia no aporta otras pautas".

La AB925 autoriza la asistencia personal en el lugar de trabajo que "sea pertinente y necesaria para dar sostén al empleo y mantenerlo". Esto incluye cualquier actividad que ayude a que un individuo consiga un empleo, como puede ser prepararlos para una entrevista o brindarles capacitación.

Los individuos elegibles pueden transferir parte de las horas de servicio mensuales autorizadas (determinadas por la evaluación de necesidades realizadas por el IHSS), del hogar al lugar de trabajo.

Las normas en vigencia prevén la asistencia personal de un acompañante para desplazarse a las consultas médicas y otros lugares aprobados, pero no para ir y venir del lugar de trabajo. Sin embargo, AB 925 no aumenta las horas de servicio mensuales para un individuo, ni le permite utilizarlas en otros lugares. La cantidad máxima total de horas autorizadas es siempre de 283 por mes. Los individuos elegibles pueden transferir parte de las horas de servicio mensuales autorizadas (determinadas por la evaluación de necesidades realizadas por el IHSS), del hogar al lugar de trabajo para “conseguir, retener o reincorporarse a un trabajo".

La asistencia personal en el lugar de trabajo también puede ser provista por el Departamento de Rehabilitación (DOR), la Administración de Veteranos, el Compensación a Trabajadores por Accidentes en el Trabajo u otros derechos adquiridos a previsiones sociales o recursos.

Las horas del IHSS no se pueden utilizar para brindar asistencia a fin de asistir a clases universitarias o cursos de rehabilitación vocacional.

Si bien no se incluye la asignación para servicios destinados a asistir a la universidad o tomar alguna rehabilitación vocacional, las horas de servicio de asistencia personal en el lugar de trabajo del IHSS pueden utilizarse para aquella capacitación ofrecida o exigida por el empleador.

Para transferir las horas del IHSS a fin de ser utilizadas en el lugar de trabajo, el individuo primero debe ponerse en contacto con el especialista en elegibilidad. En este punto, el individuo especifica la cantidad de horas que se usarán en el lugar de trabajo y los servicios para los cuales se destinarán dichas horas. Posteriormente, el condado puede autorizar el uso de estas horas en el lugar de trabajo.

Muchos individuos son elegibles para acceder a otras categorías de elegibilidad de Medi-Cal, tales como el Índice Federal de Pobreza para Personas de la Tercera Edad y Discapacitadas, el Programa para Trabajadores Discapacitados de California o las disposiciones 1619(b) vinculadas a la Seguridad de Ingreso Suplementario, que permiten el acceso al programa IHSS. Las ganancias pueden llevar a que un individuo tenga que pagar el costo mensual compartido de Medi-Cal. Los individuos que tienen que pagar el costo compartido, porque tienen ingresos del trabajo pueden considerar su inscripción en el Programa para Trabajadores Discapacitados (WDP). El programa WDP de Medi-Cal permite que los individuos tengan un ingreso contable anual de $63,492 (y en algunos casos incluso superiores a este valor), sin perder la cobertura de Medi-Cal.

Recuerde: los servicios de asistencia en el lugar de trabajo no se pueden utilizar para reemplazar ninguna de las adaptaciones razonables que el empleador tiene la responsabilidad de proporcionar.

El 13 de octubre de 2004, el Departamento de Servicios Sociales de California emitió la Carta No. 04-43 para Todos los Condados (ACL 04-43), en las que se describe la forma de utilizar los Servicios de Asistencia en el Hogar en el lugar de trabajo. El AB 925 no aumenta las horas de servicio mensuales para un individuo, ni le permite utilizarlas en otros lugares. La cantidad máxima total de horas de servicio autorizadas es siempre de 283 por mes.

Fuentes de información

La Estrategia Integral para el Empleo de Personas Discapacitadas de California proporciona al estado un marco regulador para mejorar las tasas de empleo entre las personas discapacitadas.

El Comité del Gobernador para el Empleo de las Personas Discapacitadas asesora al gobernador e informa a los legisladores de Sacramento sobre el progreso alcanzado por la Estrategia Integral para el Empleo de Personas Discapacitadas.

Política: La aplicación de la ADA a los Servicios de Asistencia Personal en el Lugar de Trabajo, de Robert Silverstein, explora las responsabilidades que tienen los empleadores de brindar Servicios de Asistencia Personal en el lugar de trabajo.

En California, el Departamento de Rehabilitación (DOR) trabaja en colaboración con los consumidores y otras partes interesadas, con el fin de prestar servicios y asesoramiento que ayuden a los discapacitados a conseguir empleo, vivir en forma independiente y hacer respetar la igualdad de derechos.

La Ley de Servicios para la Salud Mental aborda las necesidades de prevención, intervención temprana y servicios en el área de la salud mental.

La Carta No. 04-43 para Todos los Condados (ACL 04-43) del Departamento de Servicios Sociales de California, describe la forma de utilizar los Servicios de Asistencia en el Hogar en el lugar de trabajo.