La experiencia de Robert

Robert es un parapléjico de 38 años. Ha estado recibiendo beneficios del Seguro de Incapacidad del Seguro Social (SSDI) durante 18 meses y ha comenzado a considerar sus opciones de atención para la salud. Está pagando actualmente una cobertura privada, la cual es cara, y él sabe que será elegible para recibir cobertura de Medicare después de haber recibido beneficios de SSDI por dos años.

Robert tiene cerca de $15,000 en bienes y sabe que por eso no es elegible para recibir beneficios de Medi-Cal o de un Programa de Ahorros de Medicare. Esto es una pena porque este programa de ahorro le habría ayudado a pagar su cobertura de Medicare después de obtenerla. Y los beneficios de Medi-Cal y Medicare juntos le habrían ofrecido una cobertura más amplia que la del programa de Medicare sólo.

La cuatro partes de Medicare

Robert investiga el asunto y descubre que Medicare tiene cuatro “partes”. La Parte A le ayudaría a pagar sus gastos médicos si tuviera que hospitalizarse; la Parte B le ayudaría a pagar sus gastos médicos fuera del hospital; y la Parte D le ayudaría a pagar sus medicamentos recetados. La Parte C, conocida también como “Medicare Advantage”, le daría una manera de recibir los beneficios de las Partes A, B y D a través de una compañía privada.

Aunque Robert actualmente no tiene empleo, ha trabajado en el pasado y ha pagado sus impuestos del Seguro Social y de Medicare. Esto significa que no tendría que pagar una prima para recibir beneficios conforme a la Parte A, lo cual es una buena noticia. El seguro de la Parte A puede costar hasta $437 por mes. Él tendría que pagar, sin embargo, la cobertura de la Parte B. El seguro de la Parte B cuesta de $135.50 por mes en 2019. Si él hubiera sido elegible para participar en el Programa de Ahorros de Medicare, su cobertura de la Parte B podría haber sido pagada por uno de esos programas. Pero como sus bienes son muy altos, él tendrá que pagar por su cuenta la prima de la Parte B.

La cobertura para medicamentos recetados

Robert toma varios medicamentos diferentes, así que definitivamente necesita la Cobertura de Medicamentos Recetados de la Parte D. Él tendrá que inscribirse en un plan privado de cobertura para obtener la cobertura de medicamentos recetados de Medicare. Robert ha leído algo sobre la cobertura de la Parte D, así que él comprende las normas básicas que los planes de la Parte D deben cumplir. Conforme a un plan típico, tendría que pagar una prima por su cobertura de medicamentos y tendría que pagar también un deducible annual de $415. Una vez pagado el deducible de $415 , el plan pagaría el 75% de los costos de sus medicamentos hasta que esos costos ascendieran a $3,820. En ese momento, Roberto caería en la brecha en la cobertura, lo cual significa que tendría que pagar mucho más por sus medicamentos; sin embargo, conforme a la Ley de Cuidado Médico Asequible, Robert obtendría un descuento del 75% en sus medicamentos de marca y un descuento del 63% en sus medicamentos genéricos. Una vez que el total de sus medicamentos hubiera ascendido a $7,654, la brecha en la cobertura terminaría y él tendría que pagar solamente una cantidad pequeña para obtener medicamentos recetados adicionales. Robert toma cuatro medicamentos diferentes y sabe que son caros. Le preocupa mucho la cobertura que tendría conforme a la Parte D.

Una de sus amistades le dice que ésta es la cobertura mínima que las compañías tienen que ofrecerle y que algunas compañías pueden ofrecer planes de la Parte D mejores. Robert investiga el asunto y encuentra algunos planes que cuestan un poco menos pero que todavía no son ideales para sus necesidades de medicamentos. Comienza entonces a sumar sus gastos conforme a Medicare y empieza a preocuparse. Tendría que pagar por los menos $2,000 por año en medicamentos recetados. Tendría que pagar también la prima mensual de $135.50 de la Parte B, sin contar los deducibles y el coseguro que podría tener que pagar por los servicios de la Parte B.

Es entonces que Robert comienza a pensar seriamente en la Parte C de Medicare, conocida también como Medicare Advantage. Si se inscribe en un plan Medicare Advantage (Parte C), posiblemente tendría acceso a todos los servicios que necesita conforme a las diferentes partes de Medicare a un precio más bajo. Robert llama entonces al Programa de Asesoramiento y Defensa sobre Seguros Médicos (HICAP), al teléfono 1-800-434-0222, y ellos le ayudan a encontrar un plan que cubrirá sus costos de Medicare a un precio más bajo de lo que él pagaría bajo Medicare Original.

Al investigar sus opciones de Medicare, Robert se entera de un programa especial llamado el Programa Medi-Cal para Trabajadores Discapacitados. Al participar en este programa, Robert podría ser elegible para recibir beneficios de Medi-Cal cuando comience a trabajar. Él sabe que con los beneficios tanto de Medicare como de Medi-Cal, él tendrá que pagar menos por su atención médica y por sus medicamentos recetados. Robert desea volver a trabajar de tiempo parcial en el futuro. Él hace una nota mental para recordar que al volver a trabajar, le conviene ir a la oficina de Medi-Cal en su condado para obtener más información sobre el Programa de Medi-Cal para Trabajadores Discapacitados.